Aparatos de aire acondicionado: cómo protegerlos frente a la legionella

proteger aire acondicionado legionella

Ahora que llega el verano y con ello las altas temperaturas, nos vemos abusando del aire acondicionado tanto en casa como el trabajo. Debes tener cuidado y mantener un sistema de limpieza que te ayude a mantener la legionella alejada de los tuyos.

¿Qué es la legionella?

La legionella, esa enfermedad causada por una bacteria que se transmite por el aire y por el agua, es un peligro para los sistemas de agua y aire. Se trata de una enfermedad infecciosa que es altamente peligrosa cuando la padecen personas con problemas respiratorios o problemas de salud que los haga estar débiles ante enfermedades de este tipo.

El término legionella se acuñó para esta enfermedad debido a la forma en la forma anecdótica en la que se dio a conocer dicha bacteria. Se descubrió cuando se percataron de que un grupo de veteranos de guerra que se reunían anualmente enfermaron con esta epidemia, de ahí el nombre de legionella.

¿Cómo cuidar tus aparatos de aire acondicionado?

1º Extrema las precauciones en verano. Sin duda es la etapa del año donde más preocupa la enfermedad por legionella y es que es a través de los aires por donde se suele dar mayores casos de contaminación de personas.  Casi todos los edificios cuentan con sistemas de ventilación y aires acondicionados, por lo que si no se encuentran en perfectas condiciones ni mantienen un control de higiene necesario pueden convertirse rápidamente en un foco para esta epidemia. Además la bacteria se desarrolla mucho mejor a altas temperaturas lo que hace que sea más fácil que se extienda por todo el edificio afectado.

2º Mantén un mantenimiento correcto de tus instalaciones, es importante de que sean revisiones periódicas para descartar que las bacterias aparezcan, siempre prevenir será más recomendable que curar. Será importante que en todo momento cumplas con la nueva norma UNE 100030 de la legionella, publicada este 2017 por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR).

3º Desinfectar. Es sumamente importante que dos veces al año se limpien las torres de refrigeración y extremar los cuidados cuando las torres han llevado tiempo sin usarse, puesto que es en el agua estancada donde se reproducirá mejor las bacterias. Lo mismo ocurre con la limpieza de grifos en casa, será importante limpiar los grifos de aquellas casas que durante un periodo de tiempo hayan estado deshabitadas.

4º Ayuda profesional. No somos expertos en la materia, por lo que si quieres un correcto funcionamiento de tu aire sin exponerte a ti y a los tuyos, te recomiendo que acudas a la ayuda de un profesional que te revise el aire y establezca si hay riesgo  o no de legionella en tu casa. Cuando vivimos en  edificio con varias viviendas normalmente dispondremos de un responsable y vigilante de mantenimiento para la higiene sanitaria del bloque entero, por ley es obligatorio que se disponga de uno.

5º Apunta todos los pasos que realices. Cada revisión que realices, cambios de filtros o mejoras en el aparato… es necesario que esté recogido y bien documentado para evitar riesgo para la salud. De esta manera tendrás un control más completo de cuando necesitas realizar las siguientes actuaciones con respecto a tu aire.

No Comments Found

Leave a Reply

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies